El mito de las mujeres sin pelo: Sobre como aprendí que mi decisión de depilarme nunca fue libre.

Aprendí que la depilación consiste en esto: todas las mujeres tenemos naturalmente pelo en el cuerpo, pero todas nos creímos el cuento de que no deberíamos tenerlo. Entonces todas nos sometemos a una cantidad de procesos dolorosos para eliminar los pelos que tenemos, pero que creemos no deberíamos tener. Y tenemos que guardar un doble secreto: que tenemos pelo, y que nos lo quitamos. Y que para guardar el secreto entonces nos toca castigar a las mujeres que no se someten a los dolorosos, incómodo y costoso procesos de eliminación del pelo. Y al final de cuentas, lo femenino se vuelve el proceso de quitarse los pelos y no el hecho de que todas los tenemos.

Pautips y Cía. ¿Feminismo en el fanatismo?

Hasta las más fervientes y comprometidas feministas hemos caído en el error de prejuzgar y ridiculizar los comportamientos, las actitudes y, particularmente, los gustos de las adolescentes. Y la estamos embarrando con ganas. Ridiculizar los gustos de las niñas y adolescentes, perpetuar ese prejuicio de que son huecas, histéricas, ridículas y superficiales solo contribuye a reforzar la idea de que las cosas de mujeres y para mujeres no son importantes, que son eso: huecas, ridículas y superficiales.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑