Bailar, sentir, vivir

Aprendí a bailar con la música que me ponían mis papás y mis tías, que iba desde el cha cha cha que rico cha cha cha hasta toda la salsa y música guapachosa que suena en un año nuevo colombiano. Para mí bailar siempre fue fundamental, fue algo tan natural como caminar. Sin darme cuenta, fue mi... Leer más →

Entrada destacada

Confesiones de una feminista cristiana: homosexualidad

El domingo se celebró el día del orgullo gay. En este día busca afirmar el sentimiento de orgullo personal que genera exhibir públicamente las identidades y orientaciones sexuales y de género tradicionalmente marginadas y reprimidas, y visibilizar su presencia en la sociedad y sus reclamos. El domingo también es el día en que se celebran... Leer más →

El cuidado y las (ex) amigas

Hace un tiempo tenía una amiga, nos conocíamos desde hace varios años y fortalecimos nuestra amistad y nuestra unión con el paso del tiempo gracias a varios temas en común. Era una amistad poderosa. A ella la admiro en diferentes campos, por su forma de ser, por su manera de pensar, por sus procesos personales.... Leer más →

#DomingoDeInvitadas: El sí y el consenso

situación hay relaciones de poder implícitas y explícitas (como es el caso en la mayoría de las relaciones), las palabras traen consigo significado y contextos específicos. Si una persona dice que sí porque la otra persona insistió, deja de haber consenso. Si una persona dice que sí, pero hay manipulación emocional por la contraparte, no hay consenso. Si una persona dice que sí, cuando en realidad no está segura, y la otra persona percibe que esto está pasando y decide ignorarlo, para mi deja de haber consenso de manera inmediata, y un sí ya no vale. Si de mi sale un sí porque me siento obligada a ser sexual, y no porque decido serlo, no es consenso. Si de mi sale un sí porque me siento obligada a responderle a mi pareja, y no porque este me haga sentir deseada, no es consentimiento

Blog de WordPress.com.

Subir ↑