Relato de una abogada

Por: A. Kolántai para #DomingoDeInvitadas ¿Sabe usted qué es despertarse en un país en el que, a pesar de que sean más mujeres estudiando Derecho y, por ende, las que más se gradúan de “Abogados”, la mayoría de los socios de los grandes bufetes son hombres? La jerarquía en los bufetes de abogados, aunque más... Leer más →

Carta de una feminista furiosa a los escépticos

Querido escéptico: Tu sabes quien eres. Nos hemos encontrado varias veces en la vida y sueles cambiar de cara cada día. Has sido mi novio y mi ex, mi amigo (con derechos y también sin ellos), mi amiga del colegio que me quiere a pesar de lo que pienso, y de lo que digo y cómo lo digo. Te has presentado con la cara de mi papá, de mi hermano, de mi tío y de varios de mis primos y no menos veces como amiga de mi mamá o mamá de alguna de mis amigas. Y a veces no tienes cara y te me presentas como comentario en este blog o en mis redes sociales. Te escribo por que a pesar de las muchas veces en que solo me has visto como una feminista excéntrica, resentida o demasiado ruda para poder hablar conmigo sobre feminismo, también en algún momento y con varios niveles de interés, has hecho evidente al menos algún indicio de querer comprender esta causa que he tomado como bandera.

De cómo no se necesita ser violador para contribuir a la cultura de la violación

El caso de “La Manada” no solo deja en evidencia lo que he mencionado en materia de cultura de violación, sino que también lo revela para la justicia y para los medios. La desgarradora sentencia del juicio de La Manada, donde señalan que hubo acoso sexual más no violación porque no hubo intimidación o violencia, y la forma en que los jueces percibieron el caso y la experiencia de la mujer generan un sentimiento de rabia e impotencia indescriptibles.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑