El Tour de Francia femenino que nos merecemos

El Tour de Francia es un evento exclusivamente masculino. En la transmisión televisada del evento, las únicas mujeres que hacen una aparición son, como dijo una amiga, las dos modelos que entregan las camisas a los corredores y les dan un beso en cada mejilla.

Pero la ausencia de mujeres en el Tour no es un reflejo de la realidad del ciclismo femenino. Las ciclistas profesionales llevan décadas exigiendo su debido lugar en la carrera. Sin éxito.

El Tour de Francia femenino existió. En 1984 se organizó una carrera femenina que salía antes de los hombres y completaba las mismas etapas. El “Tour de Francia Femenino” en este formato duró hasta 1989, y luego cambió de nombre, de número de etapas y de patrocinadores hasta desaparecer por completo en 2009.

La carrera femenina dependía de los subsidios de las ciudades por las que pasaba y por eso el recorrido a veces implicaba viajes larguísimos de un extremo de Francia al otro entre cada etapa. Además, fueron demandados varias veces por el Tour de France por qué el nombre o el recorrido de la versión femenina “infringía su propiedad intelectual”. Cuando las cadenas de televisión debían escoger entre transmitir el Tour y transmitir la carrera femenina, siempre escogieron transmitir el Tour, que además contaba con el apoyo incondicional de la federación internacional de ciclismo. Y así, una carrera femenina que duraba 3 semanas empezó a reducir el número de etapas a 15, después 9, en 2004 a 6, y eventualmente 0.

Hoy, el Tour de Francia organiza una carrera para las mujeres durante una de las etapas masculinas. Pero afortunadamente, a las mujeres ciclistas nos les basta con esto.

Por eso nuestro recomendado de la semana es el proyecto “donnons des elles au vélo J-1” (demos de ellas en bicicleta el día anterior).

13 ciclistas de alto nivel van a realizar, a lo largo de las 3 semanas que dura el Tour de Francia, el mismo trayecto que sus homólogos hombres, pero el día antes de la etapa oficial. Estas mujeres invitan a que todas las personas que quieran y puedan (sin importar el género) se unan a ellas a lo largo de las etapas. Este año se realiza la quinta edición consecutiva del proyecto.

El objetivo es promover el ciclismo femenino y exigir a las Federación un Tour de Francia femenino y para eso, el proyecto necesita nuestro apoyo. En la etapa entre Albi y Toulouse el pasado 18 de julio 185 ciclistas acompañaron a estas 13 mujeres. Y cada día se unen más personas. Pero para todas las personas que no pueden acompañar a las 13 ciclistas en el Tour, hay muchas otras cosas que pueden hacer para ayudar, empezando por hablar del proyecto y compartirlo en sus redes sociales, y exigir a los medios de comunicación que cubran este evento.

Estas próximas semanas, cuando estén apoyando a Nairo, Egan o Rigo, recuerden qué hay muchas mujeres esperando la oportunidad de triunfar en el Tour de Francia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: