Talentos Ocultos (Hidden Figures), historias que inspiran y que no deberían ser escondidas

Recomendado de Camila

El 11 de febrero celebramos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, un día que cobra relevancia cuando seguimos viendo la brecha de género que hay en los sectores STEM (Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Y no es secreto para nadie que año tras año esta brecha ha disminuido pero el camino sigue siendo muy largo.

De hecho, hace algunos años Microsoft publicó un video que deja en evidencia que las niñas no son capaces de nombrar mujeres científicas que hayan sido relevantes para la historia. Y esto no se remite solo al video, he hecho el ejercicio de preguntar a mi círculo cercano por estas mujeres y muchos no saben que responder. En el mejor de los casos me han dado el nombre de Marie Curie. Y la realidad detrás de esto no es que no haya mujeres científicas que hayan sido y estén siendo relevantes para la historia, simplemente no se les ha dado el lente y la visibilidad necesaria para que podamos recordarlas. Seguimos haciendo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas áreas de hombres, cuando no debería ser así.

Mi recomendado es Talentos Ocultos de Margot Lee Shetterly,  un libro que inspira de todas las maneras posibles. En él encontrarán la historia de 3 mujeres que trabajaban en la NASA como matemáticas, aunque en su época las llamaban “computadoras” para disminuir su valor y pagarles mucho menos. Eran las encargadas de revisar los complejos cálculos matemáticos que garantizaban poder llevar algún objeto al espacio. De hecho, sus aportes permitieron que el primer hombre orbitara la tierra o que las misiones Apolo 11 y 13 se llevaran a cabo, entre otras. Ellas y sus compañeras de la época sufren todo tipo de discriminación por ser mujeres y por ser negras, evidenciando porque cobra tanto sentido que hablemos de interseccionalidad dentro del discurso feminista. Aquí podrán encontrar un ejemplo de cuál es la relación entre género y raza.

Este libro es un ejemplo de que no conocemos los valiosos aportes que las mujeres científicas han hecho a lo largo de la historia. Darles visibilidad a las que ya lo hicieron es importante pero hacerlo con las que están liderando en la actualidad, es clave. Necesitamos que tanto las niñas como los niños empiecen a ver con normalidad a las mujeres en la ciencia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: