El buen sexo me hace sentir “like a virgin”

Si hay alguien en la historia del mundo que dominó el arte de jugar, resignificar y desafiar los símbolos de la cultura occidental es Madonna. Nuestro recomendado de hoy es una canción que, para algunos, convirtió a la cantante en ícono de la cultura pop, y para otros, como la revista Rolling Stone, cambió el mundo para siempre. Pero además, es una canción que cumplió el mismo propósito que buscamos con nuestra última columna: derribar el mito de la virginidad.

“Sí, tu me haces sentir brillante y nueva, como una virgen, tocada por primera vez”, canta Madonna vestida en un revelador vestido de novia mientras se revuelve en su velo y se levanta sensualmente de una cama. Luego, Madonna aparece sobre una góndola que navega por los canales de Venecia, vestida con una trusa negra, collares y un cinturón con una particular hebilla metálica con las palabras “Boy toy” grabadas en ella. Sobre la góndola, la canción acompaña un erótico baile en el que la reina del pop seduce con su mirada y su boca roja al espectador y luego se tira a la góndola, cantando y casi simulando un orgasmo femenino. Unas escenas después y con el mismo erotismo, reaparece en su vestido blanco abrazando una mesa y mirando fija y sensualmente a la cámara. La estrofa termina con tres beats, las mismas que marcan las tres pulsaciones de la lengua de un león, que está por comerse a la dulce novia.

El video de “Like a Virgin” es una obra maestra de la sexualidad. Y como toda obra maestra y sexual, causó un revuelo frenético cuando salió. Por un lado, llovieron las críticas de la Iglesia Católica y los conservadores. ¿Y cómo no? En 1984, una mujer que reconoce de forma pública y desvergonzada que tiene sexo con alguien que no es necesariamente su esposo, y que ese sentimiento la hace sentir fresca y renovada, o mejor, “como si fuera virgen”, era una total burla de las enseñanzas de la religión y a la imagen de la Virgen María, un motivo de excomunión.

Pero por el otro lado, “Like a Virgin” fue uno de los sencillos más vendidos en la historia de Warner Bros. Records y fue el primer sencillo número uno de Madonna en el Billboard Hot 100. Las jóvenes de la época enloquecieron, hasta el punto de que se acuñara el término “Madonna wannabe” para describir lo que la canción generaba en las mujeres. Todas buscaban vestirse y verse como Madonna. Por esta canción, muchos estudios de género han estudiado a Madonna como ícono cultural y confirman el impacto de esta letra en el mundo.

La controversia se extendió inclusive hasta el nuevo milenio, gracias al pequeño empujón que la misma Madonna, junto con Britney Spears y Christina Aguilera le dieron en los MTV Video Music Awards del 2003. En su presentación, la reina y las princesas del pop dieron todo un ejemplo del perfecto comportamiento virginal: dos besos lésbicos en frente de millones de personas. Finalmente, Britney y Christina interpretaban a dos novias y Madonna al novio. Era de esperarse, pues es tal cual lo que pasa en un matrimonio, ¿no?

vmas 2003 22003 MTV Video Music Awards - Show

Un recomendado de Vanessa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: