Por una política feminizada

Un favorito de: SinturaConEse

Dirán que estamos obsesionadas con el tema de las elecciones. Y quien lo diga no está equivocado. Lo que pasa es que en SietePolas el feminismo nos ha enseñado a ser críticas, concienzudas y responsables con nuestras decisiones. Sobre todo si del destino de nuestro país se trata.

Por eso quiero traer un elemento más a esta discusión sobre la segunda vuelta de elecciones presidenciales en Colombia. Se trata del capítulo más reciente del podcast de la revista digital Cerosetenta llamado Womansplaining. En realidad, recomiendo todos y cada uno de los capítulos de este programa, dirigido por la periodista, escritora, traductora y poeta colombiana Gloria Susana Esquivel. Pero si me van a hacer caso, dada la coyuntura actual, vale la pena comenzar por el último capítulo que salió al aire. Se trata de una discusión entre Esquivel y Luciana Cadahia, Doctora en Filosofía y profesora de la Universidad Javeriana, sobre mujeres, filosofía y política.

En este capítulo, Cadahia expone el concepto de la “feminización de la política”. Explica que el mundo, y por lo tanto la política, se han construido con la idea de que lo racional compete a los hombres. Y el espacio de la razón es uno en el que el individuo prueba su valor solo cuando se sobrepone al otro. Es decir, solo uno tiene la razón. Sin caer en esencialismos o binarios obsoletos, Cadahia reconoce que el espacio supuestamente opuesto, el de lo femenino, el de las emociones, es el que contiene las claves de una nueva forma de relacionarnos con la política. Entonces, la política feminizada es el “espacio de enunciación del no-todo. Esto quiere decir que tu ya partes de la idea de que en el decir uno está construyendo la verdad y el decir verdadero desde un lugar de no-saber. Y entonces como uno sabe que hay una indeterminación en lo que uno está tratando de decir, porque no está totalizado, uno sabe que necesita de los otros. Y eso no significa no disentir, no significa que todos estemos de acuerdo. Sino que significa disentir de otra manera. Es una forma de disentir que no es como la otra que era la oposición, donde o es el macho alfa o es el otro que intenta ser el macho alfa, sino que es un ‘okey, no estoy de acuerdo pero a ver, sigamos. ¿Porqué? ¿Cómo? ¿Cuándo? Indaguemos. Busquemos’.”

En estos momentos de intenso debate, de tension y de toma de decisiones, es hora de una politítica feminizada. Y para comenzar, escuchemos a Cadahia y a Esquivel.

 

https://cerosetenta.uniandes.edu.co/podcast-womansplaining-sobre-filosofia-y-politica/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: