Reflexionemos sobre el privilegio

 “Lo importante de todo esto es comprender que no se puede renunciar voluntariamente al privilegio. Se puede ser consciente –muy consciente si se quiere–del privilegio propio y se puede usar el privilegio (aunque de formas mucho más restringidas de lo que solemos pensar) para denunciar las injusticias que dan lugar a nuestros privilegios. Pero uno... Leer más →

Tenemos que hablar de las trabajadoras domésticas

Las labores domésticas, y quienes las ejercen deben ser una reconocidas y protegidas por el Estado y por la sociedad en igualdad de condiciones que cualquier otro trabajador. Pero este no es el caso de Colombia. En nuestro país, el trabajo doméstico es la reproducción de un sistema de explotación y opresión.

La tasa de natalidad también es un problema feminista

Es fundamental que las feministas le empecemos a poner atención al tema de la natalidad porque es muy importante. No porque sea nuestro deber como mujeres reproducirnos, ni porque el Estado tenga derecho a imponer cómo, cuándo y cuántos hijos podemos tener. Es importante porque el tema de la tasa de natalidad va a ocupar un puesto central en las políticas públicas del futuro y no podemos dejar que la extrema derecha coopte el debate. Es importante porque nuestro estatus como personas y sujetos de derecho está en juego. Hay una manera feminista de ver, entender y proponer soluciones al problema de la natalidad que no es parte del debate en la actualidad y depende de nosotras que la conversación empiece a darse desde el lente de la igualdad.

La furia del hombre blanco: los Chalecos Amarillos y la extrema derecha en Francia

Las protestas empezaron en noviembre del año pasado cuando el gobierno francés anunció un impuesto a la gasolina con el objetivo de combatir el cambio climático y financiar programas ecológicos. Sin embargo, el movimiento evolucionó rápidamente para incluir todo tipo de frustraciones sociales. Los Gilets Jaunes no son un grupo homogéneo, no tienen un líder identificable ni una plataforma clara para exigir reformas. Son un grupo amorfo, cambiante y cuya única reivindicación común parece ser la ira. Son, en otras palabras, la encarnación de la furia del hombre blanco.

Una defensa feminista del reggaetón en 6 canciones

por: SinturaConEse Antes de comenzar, unas verdades ineludibles: ¿El reggaetón es machista? Sí, el 98% del tiempo.¿Se ha construido mayoritariamente a través de la explotación del cuerpo femenino y su cosificación? Sí. ¿Reproduce discursos violentos contra la mujer? Sin duda.¿Pienso refutar de algún modo todo lo anterior? No. (Reservo las rehabilitaciones imposibles para mi vida... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑