Guerreras dentro y fuera de la cancha: Testimonios de las futbolistas sobre discriminación de género

Hace algunos días compartimos la noticia de que Colombia se había postulado para ser sede de la Copa Mundial Femenina en el 2023. La celebramos en su momento. Pero hasta que la Federación Colombiana de Fútbol no tome enserio las quejas y las solicitudes de sus jugadoras para que tengan condiciones justas, incluya dentro de su organización rutas y mecanismos para que se puedan presentar de forma segura las denuncias, se concienticen que es fundamental que incluyan políticas de equidad de género, daría vergüenza que abriéramos nuestras puertas a un torneo de esa magnitud.

El mito de la belleza

Por Camila El recomendado de esta semana es el libro: “The beauty myth” o, en español, “El mito de la belleza” de Naomi Wolf. La verdad es que si usted es mujer, debe leerlo. Lo digo porque nos vamos a ver representadas allí cada vez que nos preocupamos porque no estamos flacas, porque nos salió... Leer más →

F de fútbol y feminismo

No es un secreto para nadie que una de las pocas cosas que logran unir a los colombianos es el deporte. Estamos en época mundialista, una época de unión, esperanza, sueños, pasión, alegría y comunidad. Durante el mundial, no importa si usted sabe o no sabe de fútbol, si sabe quiénes juegan en la selección... Leer más →

Eventos para no perderse: Capital Afro

Muchos de ustedes nos han pedido que les recomendemos eventos para asistir. Pues bien, aquí les traemos nuestro primer evento recomendado: Capital Afro. Capital Afro se va a realizar mañana, Mayo 20 de 2018, en Bogotá en el Parque de la 93 entre las 10:00am y las 5:00pm. Es una serie de cuatro conversatorios abiertos... Leer más →

De cómo no se necesita ser violador para contribuir a la cultura de la violación

El caso de “La Manada” no solo deja en evidencia lo que he mencionado en materia de cultura de violación, sino que también lo revela para la justicia y para los medios. La desgarradora sentencia del juicio de La Manada, donde señalan que hubo acoso sexual más no violación porque no hubo intimidación o violencia, y la forma en que los jueces percibieron el caso y la experiencia de la mujer generan un sentimiento de rabia e impotencia indescriptibles.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑