El origen de mi feminismo

Varias veces me han preguntado cómo es que una mujer costeña, y más que costeña, guajira, llegó a considerarse feminista. Ante la pregunta lo primero que sentía era un poco de inconformidad. Algo parecido a lo que siento cuando me preguntaban si yo había vivido en “chozas” Wayúu, o cuando leo en periódicos de circulación... Leer más →

Pautips y Cía. ¿Feminismo en el fanatismo?

Hasta las más fervientes y comprometidas feministas hemos caído en el error de prejuzgar y ridiculizar los comportamientos, las actitudes y, particularmente, los gustos de las adolescentes. Y la estamos embarrando con ganas. Ridiculizar los gustos de las niñas y adolescentes, perpetuar ese prejuicio de que son huecas, histéricas, ridículas y superficiales solo contribuye a reforzar la idea de que las cosas de mujeres y para mujeres no son importantes, que son eso: huecas, ridículas y superficiales.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑