All posts tagged: Cuerpo

De mi también circuló un video íntimo y no fue mi culpa

Cuando tenía unos 12 años, un video en el que mostraba las tetas se regó por todo mi colegio. Cuando mis papás lo descubrieron, me pegaron un regaño tan monumental que me oriné mientras lo recibía. Recuerdo ver a mi mamá endemoniada de rabia y a mi papá llorando por primera vez en mi vida. Recuerdo que mis amigas me dijeron que ya no querían andar más conmigo y me excluyeron del grupo. Recuerdo que un par de niñas de mi curso a quienes les caía mal se ponían en sus estados de Messenger que yo era una “estrellita porno” y me escribían para ofenderme. Recuerdo que mientras compraba unos útiles escolares en un almacén, la mamá de una compañera me pidió que habláramos afuera para decirme que no quería que andara con su hija. Recuerdo que un tipo, unos años mayor y que me fascinaba, de repente comenzó a escribirme por Messenger, primero para conocerme y al final para preguntarme, “¿cuándo vienes pa’ mi cama?”. Recuerdo que el psicólogo del colegio me sacó de …

El buen sexo me hace sentir “like a virgin”

Si hay alguien en la historia del mundo que dominó el arte de jugar, resignificar y desafiar los símbolos de la cultura occidental es Madonna. Nuestro recomendado de hoy es una canción que, para algunos, convirtió a la cantante en ícono de la cultura pop, y para otros, como la revista Rolling Stone, cambió el mundo para siempre. Pero además, es una canción que cumplió el mismo propósito que buscamos con nuestra última columna: derribar el mito de la virginidad. “Sí, tu me haces sentir brillante y nueva, como una virgen, tocada por primera vez”, canta Madonna vestida en un revelador vestido de novia mientras se revuelve en su velo y se levanta sensualmente de una cama. Luego, Madonna aparece sobre una góndola que navega por los canales de Venecia, vestida con una trusa negra, collares y un cinturón con una particular hebilla metálica con las palabras “Boy toy” grabadas en ella. Sobre la góndola, la canción acompaña un erótico baile en el que la reina del pop seduce con su mirada y su boca …

El mito de la virginidad

Mientras exista el mito de la virginidad, mientras nuestro valor como persona dependa de un estándar inventado de pureza, nuestra sexualidad nunca será libre e independiente. Quiero que cada una de las mujeres que están leyendo esta columna intenten acordarse de sus primeras experiencias sexuales. ¿Sintieron culpa? ¿Vergüenza? ¿Pena? Es inaceptable que vivamos en una sociedad que nos obligue a sentirnos así. Las invito a que descubramos en qué consiste el mito de la virginidad y a que lo mandemos a la mierda.

Ilustración: Lola Vendetta

En el colegio me enseñaron de todo excepto a conocer mi propio cuerpo

Crecer en un colegio de solo niñas tiene sus ventajas. O bueno, las tuvo para mí. Nunca sentí discriminación por ser mujer y estuve muy lejos de la violencia de género. Sentí que podía ser la reina del mundo y no había nadie que me parara. Me iba relativamente bien, estaba en todas las actividades extracurriculares que me hacían feliz y normalmente me sentía escuchada cuando no estaba de acuerdo con algo. Tengo a las mejores amigas del mundo desde kínder, lo siguen siendo hoy en día y fui feliz.   Pero en mi colegio católico, costoso, de solo niñas y estricto tenían muy claro el tipo de mujeres que querían formar y cómo debían comportarse. Sí, constantemente nos recordaban que debíamos ser mujeres líderes, críticas e íntegras siembre buscando “paz y bien”, y puedo decir que en general mi colegio hizo un muy buen trabajo conmigo, pues consiguió que fuera líder, crítica y buena persona. Pero le faltó algo muy importante dentro de sus objetivos de enseñanza: la educación sexual fue algo que dejaron …

Todo lo que siempre quisiste saber sobre las vaginas y nunca te atreviste a preguntar

Esta semana sietepolas nos regaló una magnifica columna sobre el orgasmo femenino y Argentina nos dio una decepcionante derrota sobre el aborto. Parecen dos cosas sin mucho en común, pero la penalización del aborto y la dificultad de hablar (y experimentar) el orgasmo femenino vienen del mismo problema. El problema de negar la autonomía del cuerpo de la mujer y verlo como un objeto. De ver el cuerpo femenino en términos utilitarios. De dejar permear nuestra vision del cuerpo por prejuicios religiosos. Ver el cuerpo de una mujer como una incubadora no es tan diferente que verlo como una máquina de producción de placer (en vez de como un ser que siente placer) Por eso, nuestra primera linea de lucha debe ser sobre el conocimiento y la autonomía de nuestro propio cuerpo. Y hoy, para empezar, queremos recomendarles un magnífico libro de Nina Brochmann y Ellen Strokken Dahl: “El libro de la vagina: todo lo que necesitas saber y que nunca te has atrevido a preguntar”. Estas dos estudiantes de medicina y educadoras sexuales descubrieron …

“Todas somos bellas”: un dilema del empoderamiento femenino

Hace poco menos de un mes el mundo descubrió una realidad devastadora: hasta las modelos de Victoria’s Secret son panzonas después del embarazo. La asombrosa revelación la hizo Candice Swanepoel, en mi opinión una de las mujeres físicamente más espectaculares que existe. La modelo salió a la playa 12 días después de haber dado a luz a su segundo hijo y el bikini que llevaba puesto revelaba su abdomen inflado y flácido. ¿Cómo podía ser? La desilusión de su cuerpo perfecto –ese que muestra en sus impactantes apariciones en las pasarelas del Victoria’s Secret Fashion Show– fue tal, que la modelo salió a defenderse en sus redes sociales con un mensaje empoderador: “No tengo que esconder mi barriga porque la sociedad tiene estándares irrealistas para las mujeres. Podemos dar vida, ¿que podemos hacer? Mujeres, estamos juntas en esto, seamos amables entre nosotras”. Sin embargo, algo de este mensaje no me terminó de convencer. Candice Swanepoel, una sudafricana rubia, alta, blanca, de ojos azules, dueña de una figura fascinante (abdomen plano sin ser demasiado marcado, cintura …

Un podcast sobre el embarazo y el parto en la tradición budista.

Quiero recomendarles el episodio “Birth in Buddhism: The suffering fetus and the female freedom” (El parto en el budismo: el feto que sufre y la libertad femenina), de la serie de Podcast “New Books in Gender Studies”. Este podcast hace parte de la red “New Books Network”, que entrevista a autores de los más relevantes libros publicados en áreas muy variadas del conocimiento (desde arquitectura, pasando por estudios islámicos, hasta genocidios, derecho, historia, entre muchos otras). En este episodio, la académica en estudios budistas de la Universidad de Columbia, Amy Langerber nos cuenta la relación del cuerpo femenino, el embarazo y el parto con las enseñanzas budistas indias. El recuento es fascinante de un lado porque Langerberg nos muestra las costumbres, imágenes y creencias en torno a la reproducción femenina desde el imaginario sud-asiático. Pero también porque parte de la visión budista es casi antagónica con las creencias que aprendemos nosotras, al haber crecido en un contexto judeo-cristiano. Langerberg basa tu tesis en el estudio del texto budista Garbhavakranti-sutra. En él se describe que el cuerpo de una …