En Navidad las niñas merecen ser super heroínas

¡Faltan 10 días para Navidad! Hace dos semanas les recomendamos una primera tanda de regalos que tienen cabida en un marco de feminismo y de consumo responsable. Hoy les traemos una segunda tanda de regalos, esta vez nuestros recomendados son regalos para niñas. Nuestro primer recomendado viene de Virago, un emprendimiento de mujeres que busca incentivar... Leer más →

Los animales también son sujetos del feminismo

En otras palabras la lógica de la dominación patriarcal de las mujeres es análoga a la lógica de la dominación sobre los animales. En ambos casos estamos dentro de un paradigma binario de dominación-subordinación. De un lado tenemos a los humanos, los hombres, los blancos, los heterosexuales y del otro a los animales, las mujeres, las personas de color, los homosexuales, etc. Si las feministas queremos destruir este binario de dominación, si nuestro fin último es la eliminación completa de este binario sexo/género que nos condena eternamente a una relación de subordinación, entonces lógicamente tenemos que cuestionarnos también sobre el binario humano/animal. La situación de los animales debe ser tan importante para el feminismo como la situación de las mujeres negras, indígenas, pobres, lesbianas, con discapacidad etc. Nuestro trato de los animales es un síntoma de nuestras jerarquías sociales. Y parafraseando las palabras de Audre Lorde, me atrevo a decir que las mujeres no seremos libres mientras los animales no humanos no sean libres, aún cuando sus cadenas sean muy diferentes de las nuestras.

¡Brindemos con la copa… menstrual!

Se estima que una mujer utiliza aproximadamente 14.000 toallas o tampones durante su vida. Por consiguiente, si una toalla higiénica después de utilizada pesa aproximadamente 5 gramos estaríamos hablando que cada mujer del mundo produce durante su vida 70 Kg de desechos que se demorarán en biodegradarse cada uno aproximadamente 500 años.

El mito de las mujeres sin pelo: Sobre como aprendí que mi decisión de depilarme nunca fue libre.

Aprendí que la depilación consiste en esto: todas las mujeres tenemos naturalmente pelo en el cuerpo, pero todas nos creímos el cuento de que no deberíamos tenerlo. Entonces todas nos sometemos a una cantidad de procesos dolorosos para eliminar los pelos que tenemos, pero que creemos no deberíamos tener. Y tenemos que guardar un doble secreto: que tenemos pelo, y que nos lo quitamos. Y que para guardar el secreto entonces nos toca castigar a las mujeres que no se someten a los dolorosos, incómodo y costoso procesos de eliminación del pelo. Y al final de cuentas, lo femenino se vuelve el proceso de quitarse los pelos y no el hecho de que todas los tenemos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑