All posts tagged: Artículos

Una apuesta por la economía feminista desde la academia

La economía feminista ha existido desde hace 50 años. En América Latina se llevan desarrollando desde hace casi 20 años. Pero esta rama del pensamiento todavía no se menciona en la economía tradicional y mucho menos en los libros de texto básicos. En Colombia gracias a organizaciones como la Mesa de Economía Feminista, se ha intentado incluir en la agenda desde hace aproximadamente 10 años, sin embargo el desempeño de la academia en el desarrollo de esta temática es lamentable. Hoy la mayoría de los currículos de economía de las universidades colombianas no incorporan ni planean incorporar una perspectiva de género. Según las cuentas internas que hicieron en el Departamento de Economía de la Universidad Javeriana en el 2018, solo cuatro universidades tienen cursos de género y economía, que se encuentren incluidas dentro de departamentos o facultades de economía. Pero ¿por qué es importante ver la economía desde una perspectiva de género y feminista? Pues porque hoy en día la economía ortodoxa no analiza que las relaciones económicas están necesariamente influenciadas por relaciones de género. …

Fracasé

La columna de hoy me la debía hace mucho tiempo. Como muchas de las columnas que he escrito, son una catarsis de mi vida, una herramienta que me ha ayudado a poner cosas en perspectiva y a seguir adelante. Como lo hace el feminismo. Fracasé. Fracasé en grande. Fracasé hace mucho tiempo y hay partes de mí que no lo han olvidado. Hace un par de años era una niña con muchos sueños, una niña que se quería comer al mundo. Pero ahora que lo veo en retrospectiva, no sabía cómo hacerlo. Era una niña imparable: me metía en cuanto proyecto me interesaba, sin importar la carga o el tiempo que necesitara. Me metía de ‘espíritu, alma y cuerpo’ – sí, esta es la expresión para decir que me comprometía con todo mi ser al desarrollo de mis proyectos o trabajo. Y en este proceso me perdí a mi misma.  Todo empezó en la universidad cuando no fue suficiente hacer un segundo semestre de práctica. Decidí, además, que debía avanzar con un semestre completo y …

“No tengo rabia, yo hablo así”: una historia más de fiscalización del tono

El día que llegué a Fonseca la última vez que fui de vacaciones un episodio de mucha indignación feminista me dio la bienvenida. Estaba en el carro con mis hermanos y de repente el largo de los shorts de una primita de 15 años se volvió tema de conversación. Yo, con entereza y algo de indignación, les decía que era muy machista fiscalizarle el largo del short a las mujeres, que estábamos normalizando la sexualización de una niña, que nadie decía lo mismo cuando un niño de 15 años llevaba shorts tan cortos. Y al decir todo eso, mi hermana sólo me decía que no era para tanto, que por qué me ponía así, que me calmara, y hasta ahí llegó la conversación. Yo, por mi parte, no me sentía rabiosa ni exaltada, sino simplemente conversando sobre algo que me indigna con la pasión con la que hablo de esas cosas.  Un par de días después entendí que a mis hermanos no les molestaba que alguien hablara fuertemente sobre algún tema que les indignara, sino …

Las mujeres confiamos menos en nosotras mismas y otros mitos del patriarcado

La semana pasada, como todos los viernes, salí a almorzar con el equipo técnico del emprendimiento en el que trabajo. Este emprendimiento está conformado por 8 personas y, tristemente, en este momento soy la única mujer del equipo. Gabi – hombre, italiano, científico de datos, +33 años – me dice que está viendo un patrón en la selección de un científico de datos adicional para el equipo: las mujeres no terminan los procesos. Cada vez que habla con una mujer, sin importar su experiencia o conocimiento, busca ser más empático, flexible con el tiempo de entrega, y alentarlas para que envíen la prueba técnica de la posición. Sin embargo, las mujeres piden el tiempo adicional para realizar la prueba y finalmente no mandan nada o se retiran del proceso. Vez tras vez ha visto este caso. Mientras que los hombres mandan algo, así sea incompleto o mal realizado. Mi primer pensamiento fue que, obviamente, esto era una impresión sesgada por algún estereotipo de género. Que imposible que todas las mujeres no terminaran de mandar sus …

Fea y feminista

por: SinturaConEse En su libro Vivir una vida feminista, Sarah Ahmed dice que “vivir una vida feminista es hacer de todo un asunto cuestionable. La pregunta por cómo vivir una vida feminista es una pregunta de la vida y un cuestionamiento de la vida”. Suena bonito pero es la respuesta a una pregunta de lo más existencial que además nos enfrenta a la paradoja básica de todos los discursos radicales que se oponen a lo establecido (o sea al patriarcado): todo lo que nos dicte un “deber ser” solo está creando un nuevo establecimiento (un nuevo patriarcado que nos encierra en formas de lo que se supone que debemos pensar, decir o hacer –como feministas o como mujeres) pero, ¿cómo podemos predicar una filosofía(por muy radical y nueva) sin unos principios demarcados que nos distingan de todo lo que no es feminista? Palabras más, palabras menos, todo esto tiene que ver con el dichoso feministómetro, ese monstruo que aparece cada vez que surgen preguntas como ¿puede una feminista disfrutar de tal o cual actividad? ¿Pueden …

J Balvin, amigo, date cuenta… ¡y tú también!

“J Balvin, amigo, ¿qué te pasó si ibas tan bien?” Con esta frase en la cabeza me la pase todo el domingo pasado en Twitter, mientras veía cómo uno de mis artistas favoritos de todos los tiempos me rompía el corazón. J Balvin representa muchísimas cosas para mí como latina, como colombiana, como mujer y como feminista. Demostró que era posible hacer buen reggaetón sin tener que reducir a las mujeres a unas tetas y un culo grande y sin tener que cantar sobre lo duro que les daba en la cama. Demostró que era posible seguir hablando de sexo en la música –porque nada más puritano que escandalizarse con canciones que hablan de tirar– pero sin tener que tomar prestadas imágenes del porno. Mejor que eso, Balvin evoca en sus letras un sexo más rico, donde hombre y mujer se seducen, piden, reciben y disfrutan por igual. “Downtown”, su canción con Anitta, me parece un himno del sexo feminista. Pero Balvin también se salió de la monotonía del reggaetón de sexo, plata, drogas y …

Confesiones de una feminista cristiana: religión y política

Desde hace un par de meses he sentido la necesidad de volver a escribir sobre religión y feminismo. No solo por un intento de reconciliar mis pensamientos e ideales sino también porque hay muy poco material escrito sobre la intersección de estos dos. Aún menos en español. Hoy empiezo a escribir una serie sobre religión y feminismo, en el cual trataré temas interesantes, algunos polémicos y algunos cotidianos, buscando encontrar puntos donde estos dos se puedan conciliar, y claramente mencionar otros puntos en los que no. A todos nos dijeron que ni de religión ni de política se habla en la mesa. Pues en la mesa de SietePolas son estos los temas que más nos llaman la atención: los que molestan a unos cuantos. Me preguntarán ¿Por qué nos debe importar como feministas la unión de estos temas? Porque la religión y la política, o el Estado, tienen un punto en común: la moralidad y la ética de la sociedad. Ambos tratan de imponer una serie de normas de convivencia y comportamiento para el desarrollo …