Fea y feminista

En su libro Vivir una vida feminista, Sarah Ahmed dice que “vivir una vida feminista es hacer de todo un asunto cuestionable. La pregunta por cómo vivir una vida feminista es una pregunta de la vida y un cuestionamiento de la vida”. Suena bonito pero es la respuesta a una pregunta de lo más existencial... Leer más →

J Balvin, amigo, date cuenta… ¡y tú también!

“J Balvin, amigo, ¿qué te pasó si ibas tan bien?” Con esta frase en la cabeza me la pase todo el domingo pasado en Twitter, mientras veía cómo uno de mis artistas favoritos de todos los tiempos me rompía el corazón. J Balvin representa muchísimas cosas para mí como latina, como colombiana, como mujer y... Leer más →

Las esposas del Estado Islamico: las mujeres y la guerra

Imagen: https://www.abc.net.au/radionational/programs/saturdayextra/isis-wives-in-camps/10837128 “(...) Transcurrieron por lo menos unos treinta años hasta que empezaron a rendirnos honores...A invitarnos a dar ponencias...Los hombres eran los vencedores, los héroes; los novios habían hecho la guerra, pero a nosotras nos miraban con otros ojos. De un modo muy diferente...Nos arrebataron la Victoria, ¿Sabes? Discretamente nos la cambiaron por la... Leer más →

No todo lo que brilla es feminismo

Las empresas nunca serán feministas. Zara no es más feminista por vender camisetas con mensajes de empoderamiento femenino. Argos no es más feminista por la inclusión de mujeres en roles tradicionalmente masculinos. Nadie puede tomar las estructuras corporativas, adornarlas con flores y reclamar que ahora la empresa es feminista.

La furia del hombre blanco: los Chalecos Amarillos y la extrema derecha en Francia

Las protestas empezaron en noviembre del año pasado cuando el gobierno francés anunció un impuesto a la gasolina con el objetivo de combatir el cambio climático y financiar programas ecológicos. Sin embargo, el movimiento evolucionó rápidamente para incluir todo tipo de frustraciones sociales. Los Gilets Jaunes no son un grupo homogéneo, no tienen un líder identificable ni una plataforma clara para exigir reformas. Son un grupo amorfo, cambiante y cuya única reivindicación común parece ser la ira. Son, en otras palabras, la encarnación de la furia del hombre blanco.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑