Entendamos nuestros miedos

Recomendado de Paola La semana pasada en Colombia hubo una gran nube negra encima. Y entre todos los eventos, realmente tenebrosos, hubo uno en especial que me dejo pensando. En Bucaramanga, una mujer se suicidó con su hijo. Lo primero que pensé, fue asco por los periodistas que viralizaban el video del hecho (que no... Leer más →

¡Celebrarnos!

Es nuestro último recomendado de este año y queremos que sea un recordatorio de la importancia del amor propio, del auto cuidado, de los sueños, de la sororidad, de la construcción, el aprendizaje y el crecimiento permanente de nosotras mismas. Un recordatorio para celebrarnos.

Una feminista de 18 años… o de 28

No recuerdo con claridad cuándo empezó la cosa, pero siento que ha sido desde siempre. Odio mi cumpleaños. Me parece una complicación innecesaria. Si todos los años me acostara a dormir el 25 de diciembre y me levantara el 27 me sentiría plenamente satisfecha y en paz. Ah sí, hoy, 26 de diciembre, estoy cumpliendo... Leer más →

Querida amiga,

Entiendo que mi feminismo te incomoda, que es algo que no te parece natural, que suena a un movimiento que va en contra de todos los hombres sobre la faz de la tierra y que lo único que ves desde que me declaré feminista son tristezas. Pero no es así.  El feminismo es algo bellísimo... Leer más →

Flores para el autocuidado

Esta semana hablamos de la importancia del autocuidado en estos tiempos donde todo en el mundo parece decepcionarnos. Hoy mi recomendado es una terapia de dispersión, entretenimiento y humor, que además de ser un espacio para cuidarse, es una razón para creer en el mundo. "La Casa de las Flores", la serie de Netflix que... Leer más →

El autocuidado en tiempos del patriarcado

Pero es más grande que solo la necesidad individual de cuidarnos. El autocuidado es en sí mismo un acto político y feminista. Lo que no entendía, hasta ahora, es que las actividades que pueden formar parte del autocuidado (desconectarse de internet, leer un buen libro, ver una serie, meditar, una larga caminata, etc.,) no equivalen a tomar una pausa de la vida política. En otras palabras, tomar parte de estas actividades es un acto político en sí mismo porque el patriarcado le impone a las mujeres el rol de cuidadoras. Cuidamos de los niños, de los adultos mayores, de las personas con discapacidad, de la casa y de nuestro esposo. Pero no cuidamos de nosotras mismas. Ante esta realidad, tomarnos un tiempo para nosotras es en esencia disruptivo del patriarcado. En un mundo que nos dice constantemente que no valemos como individuos, valorarnos lo suficiente como para saber cuando tomar una pausa es revolucionario.

El mito de la virginidad

Mientras exista el mito de la virginidad, mientras nuestro valor como persona dependa de un estándar inventado de pureza, nuestra sexualidad nunca será libre e independiente. Quiero que cada una de las mujeres que están leyendo esta columna intenten acordarse de sus primeras experiencias sexuales. ¿Sintieron culpa? ¿Vergüenza? ¿Pena? Es inaceptable que vivamos en una sociedad que nos obligue a sentirnos así. Las invito a que descubramos en qué consiste el mito de la virginidad y a que lo mandemos a la mierda.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑