Una mujer fantástica

Mi recomendado de la semana no podía ser otro que la increíble película de Daniela Vega: Una mujer fantástica. La película no solo es increíble por haber ganado el Oscar a la mejor película extranjera en 2018, representando una comunidad que ha sido tradicionalmente marginalizada, sino también por su actriz principal: Daniela Vega, quien es... Leer más →

¿Se debería llamar feminismo?

Esta semana nuestra pola @sintura nos habla sobre el empoderamiento femenino y lo que es considerado ser una mala feminista: las dualidades con las que se vive y cómo uno las toma para reflexionar y construir colectivamente. Abrir el feminismo a comportamientos tradicionalmente no feministas es parte de su masificación. No obstante, todavía la palabra... Leer más →

¡Gracias Colombia Diversa!

Colombia Diversa nació hace 14 años de una frustración directa sobre el Congreso de la República y su imposibilidad de aprobar leyes que reconocieran los derechos de las parejas de mismo sexo. Hoy esta organización es de las más grandes y reconocidas a nivel nacional por su investigación y documentación sobre la situación de la... Leer más →

La resistencia de las futbolistas españolas

El equipo de fútbol masculino de Panamá se clasificó por primera vez al mundial de fútbol este año. Hace unos días circuló por redes sociales un video de dos comentaristas panameños llorando apasionadamente mientras escuchaban el himno de su país sonar por primera vez en la historia en este escenario. En el 2015, el equipo... Leer más →

Hombres sobreprotegidos, mujeres desvalidas: la desigualdad en las leyes contra el acoso.

Mi objetivo es evidenciar la diferencia en la agencia que se reconoce a la mujer en comparación con el hombre. Es hacernos caer en cuenta que en nuestra conciencia colectiva el cuerpo femenino puede y debe ser apropiado por el hombre, pero el cuerpo masculino es sagrado. Nadie puede tocarlo (especialmente no otro hombre). Es tan grave transgredir la soberanía del cuerpo masculino, es tan grave cosificarlo, que la ley considera matar al transgresor como legítima defensa. Lo mismo no es verdad para nosotras. La mayoría de mujeres que lean este artículo han vivido un caso de acoso al menos una vez en la vida. Pero si pedimos medidas para que no vuelva a suceder somos unas exageradas, feminazis, puritanas, antihombres.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑