Carta a mi acosador

¿Quién dirige el mundo, si las mujeres ni si quiera pueden salir a correr? Ilustración de @viivs_ Sí, esta es una carta dirigida a usted. Usted que se para en cualquier esquina de la calle a ver pasar a las mujeres, el mismo que va caminando y no puede evitar mirar hacia atrás después de... Leer más →

Historias de un Call Center

La mayoría de mis días empiezan con la siguiente frase: ¨Hola soy Andrea, y voy a ser tu agente de hoy”. No trabajo en un call center caliente. Trabajo atendiendo a venezolanos que quieren enviar dinero a sus familias en Venezuela. La segunda frase que escucho cuando el cliente es un hombre empieza de la... Leer más →

Poderosísima víctima

Decir “dejen de quejarse” o “dejen de victimizarse” es una forma de queja en sí misma, es una manera de decir: "lo que denuncias me incomoda así que deja de incomodarme”. Y esto sí que es victimizarse en el pleno sentido de la palabra: es sentirse víctima de ataque inexistente, asumir una actitud pasiva ante un problema y librarse de toda responsabilidad, es decir: “esto no me gusta pero no es conmigo o no quiero nada que ver con ello”.

De cómo #MeToo acabó con el coqueteo

Desde el gran momento de #MeToo y #TimesUp en los Globos de Oro, muchos (y muchas) ven venir el fin del coqueteo entre hombres y mujeres. Esto hizo Antonio Caballero en su columna en El Espectador en diciembre del año pasado, en la que señaló que tocar el culo o pellizcar una teta es una... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑