¡Machismo hasta en los impuestos!

Sé que muchos leerán el título de esta columna y pensarán, otra vez las feministas quejándose por todo. ¿Pero qué sería de este mundo sin mujeres conscientes y críticas de la realidad? Es por eso que la política fiscal también hace parte de la discusión que se teje en el feminismo, no solo porque somos... Leer más →

El autocuidado en tiempos del patriarcado

Pero es más grande que solo la necesidad individual de cuidarnos. El autocuidado es en sí mismo un acto político y feminista. Lo que no entendía, hasta ahora, es que las actividades que pueden formar parte del autocuidado (desconectarse de internet, leer un buen libro, ver una serie, meditar, una larga caminata, etc.,) no equivalen a tomar una pausa de la vida política. En otras palabras, tomar parte de estas actividades es un acto político en sí mismo porque el patriarcado le impone a las mujeres el rol de cuidadoras. Cuidamos de los niños, de los adultos mayores, de las personas con discapacidad, de la casa y de nuestro esposo. Pero no cuidamos de nosotras mismas. Ante esta realidad, tomarnos un tiempo para nosotras es en esencia disruptivo del patriarcado. En un mundo que nos dice constantemente que no valemos como individuos, valorarnos lo suficiente como para saber cuando tomar una pausa es revolucionario.

F de fútbol y feminismo

No es un secreto para nadie que una de las pocas cosas que logran unir a los colombianos es el deporte. Estamos en época mundialista, una época de unión, esperanza, sueños, pasión, alegría y comunidad. Durante el mundial, no importa si usted sabe o no sabe de fútbol, si sabe quiénes juegan en la selección... Leer más →

De cómo no se necesita ser violador para contribuir a la cultura de la violación

El caso de “La Manada” no solo deja en evidencia lo que he mencionado en materia de cultura de violación, sino que también lo revela para la justicia y para los medios. La desgarradora sentencia del juicio de La Manada, donde señalan que hubo acoso sexual más no violación porque no hubo intimidación o violencia, y la forma en que los jueces percibieron el caso y la experiencia de la mujer generan un sentimiento de rabia e impotencia indescriptibles.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑